Vive el Norte | Resonar del Bucio. Noche de San Juan en San Juan de la Rambla Tenerife
964
single,single-post,postid-964,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.1.2,vc_responsive
 

Blog

blog_Resonar del Bucio en San Juan de la Rambla

Resonar del Bucio en San Juan de la Rambla. Noche de San Juan 2013

  |   Cultura, Reportajes, San Juan de la Rambla, Tradiciones   |   Sin comentarios

San Juan de la Rambla, Tenerife. El Resonar del Bucio en la Noche de San Juan

 

Resonar del Bucio 2013. San Juan de la Rambla Un año más, se celebra la tradición del “Resonar del Bucio” en la “Noche Mágica de San Juan”, (rescatada en el año 2009 por el icodense Ricardo González), en el municipio de la Villa de San Juan de la Rambla. Desde lo alto del risco El Mazapé, bajan los peregrinos tocando los bucios y alumbrándose con antorchas durante todo el camino, al encuentro del patrón del municipio, San Juan Bautista. Los bucios en Canarias eran un medio de comunicación, que utilizaban nuestros aborígenes y las generaciones posteriores, utilizándolo como despertador, reloj, alarma… pero también como prensa  rosa, ya que daban toques de bucio desde lo alto de los lomos, para avisar o comunicar al vecindario con coplas, que alguna mujer de las que se iba a casar lo hacía embarazada. En el cartel anunciador del “Resonar del Bucio”, como en cada año, se ilustra un motivo para el que se utilizaba el bucio, como: en el año 2009 los guanches, 2010 los trabajadores de la platanera, 2011 los pinocheros, 2012 los pescadores y este año 2013 como aviso de un casamiento de mujer embarazada. La noche del 23 de junio es especial en la Villa de San Juan de la Rambla. Participen como espectadores, o tocando los bucios, para celebrar la noche más corta del año. Esa noche se celebra también el nacimiento del Bautista, que en Canarias, a mediados del siglo XIX, se hacía tocando los bucios para alegrar la “Noche Mágica de San Juan”, también llamado “Sonadas o Sonatas de San Juan”. ¡El Norte Vive! ¡Vive el Norte!

Sin comentarios

Escribir un comentario